Cliff Burton

Faltaba poco para el amanecer el sábado 27 de Septiembre de 1986. Los dos autobuses de la gira de Metallica se dirigían a dar su 4º concierto en Copenhague. Circulaban por una carretera dejada de la mano de Dios entre las ciudades escandinavas de Estocolmo y Copenhague. Aparte de los dos autobuses, la carretera esta desierta, nadie viajaba por esa vía a tan tempranas horas de la mañana. De repente, sin razón aparente, antes del amanecer, sobre las 5:15 AM, uno de los autocares dio un viraje brusco hacia su derecha y fue a toda velocidad salvajemente por el carril contrario de la carretera. Estaba fuera de control y el accidente fue inevitable. Dentro se encontraban los cuatro miembros de la banda junto con el técnico de batería Flemming Larsen, los asistentes de guitarra John Marshall y Aidan Mullen, y el manager de la gira Bobby Schneider.

John Marshall: "Íbamos por una carretera de dos carriles. El autobus se fue a la derecha y pensé que el conductor había corregido la maniobra girando hacía la izquierda para conducirnos otra vez por la carretera. La rueda se bloqueó y el autobús se balanceó de un lado para otro. Durante este tiempo, la cola del autobús se deslizó, como un pez moviendo la cola y botando sobre sus ruedas. Todos nos despertamos, creo que fui lanzado de mi litera. Cuando el autobús empezó a balancearse, mi espalda se golpeó con el pico de la litera. Después, apenas podía caminar, estaba malherido. Finalmente el autobús se deslizó de costado. Cuando las ruedas se pararon, el autocar rodó."

La breve pero horrible excursión en autobús terminó a 20 metros del asfalto.

Mullen y Larsen dormían en las literas de la parte derecha. Pasaron tres horas hasta que los bomberos los sacaron de los escombros. Los supervivientes tuvieron suerte, sólo tuvieron pequeñas heridas y un estado de shock. Lars se rompió un dedo, James sólo se hizo heridas superficiales y Kirk se hizo un moratón en un ojo. Kirk perdió el conocimiento y cuando lo recuperó salió por la ventanilla de emergencia. Bobby Schneider, se dislocó un brazo y el personal restante de la banda tuvieron contusiones.

La policía sueca llegó al lugar del accidente e inmediatamente arrestó al conductor de manera rutinaria. Fue liberado sin cargos y la investigación reveló que la causa del accidente fue un trozo de hielo en la carretera. Este episodio fue una simple y cruel tragedia que acabó con el camino que se estaba haciendo Metallica.

John Marshall: “La temperatura afuera era de 2º C. Llevaba mis calcetines e iba en ropa interior. Alguien me dio una manta. Recuerdo a James y a Kirk gritando al conductor. Algo malo le había pasado a Cliff. Recuerdo que James caminó por la carretera, el conductor dijo que el vehículo se deslizó a causa de un trozo de hielo, y James fue a comprobarlo. Kirk estaba llorando."

Cliff estaba durmiendo en la parte alta del lado derecho de las literas. Fue lanzado por una ventana. Fue aplastado por el autobús y murió inmediatamente al contacto de este. El bajista Cliff Burton, de 24 años, había muerto.

James Hetfield: "Vi el autobús encima de él. Sus piernas asomaban. Estaba horrorizado. Recuerdo que, el conductor del autobús, intentó quitarle de encima una manta para dársela a otra de las personas. Le dije “no hagas eso, joder!”. Otra vez quería matar a ese tipo. No sabía si iba borracho o si fue una placa de hielo, pero todo lo que sabía es que él conducía y Cliff ya no estaba vivo.

Recuerdo al manager diciendo: 'Vale, vamos toda la banda juntos de vuelta al hotel'. Lo único que pude pensar fue '¿La banda? ¡De ninguna manera! Ya no hay banda, sólo tres tios.' "

El aturdido grupo trató de calmar su ansiedad de la manera que sabían: bebiendo. James rompió dos ventanas del hotel y gritó, descargando su rabia. Kirk y Jonh Marshall estaban tan conmocionados que durmieron con una luz encendida en su habitación. El 29 de Septiembre, James, Lars y Kirk volvieron a los Estados Unidos.

El cuerpo de Cliff fue repatriado a los Estados Unidos y su funeral se celebró el 7 de Octubre de 1986, en su ciudad natal Castro Valley. A la conclusión de la ceremonia sonó la canción “Orion”. Cliff fue cremado y sus cenizas se esparcieron en uno de sus lugares favoritos, el rancho Maxwell. Al final de la ceremonia, un grupo cercano de amigos y la familia formaron un círculo y, uno por uno, caminaron hacia el centro del círculo con un puñado de sus cenizas y lo esparcieron en la tierra.

La canción "To live is to die" fue compuesta en su honor con uno de sus bocetos para una canción.

TO LIVE IS TO DIE

When a man lies he murders
Some part of the world
These are the pale deaths which
Men miscall their lives
All this I cannot bear
To witness any longer
Cannot the kingdom of salvation
Take me home


Categoría:

3 Comentarios:

  • A las 22:05, Anonymous alejandro dijo…

    quiero dar el pesame a la familia de clif y nada mas venid a almeria a tocar adios

     
  • A las 00:27, Anonymous miguel lopez dijo…

    santo cielo
    yo creia q bai mueto d eotra forma
    diablos
    por q cliff
    sera , grande cliff no te olvidaremos nunka

     
  • A las 08:31, Anonymous Anónimo dijo…

    de pie ante el maestro...dios te has llevado al mejor...proteje a tu pueblo del rock. en el corazon de metallica y de todos los seguidores.solo tu y nada mas que tu el alma de metallica.

     

Publicar un comentario

<< Inicio

www.flickr.com

Lista de correo (FeedBlitz)  

Enlazados

Archivo

Sobre este blog

Sindicación

Categorías

Disco al azar